Tokio registra 243 nuevos COVID-19, otras ciudades informan aumento en el número de casos

Tokio, los gobiernos de las ciudades vecinas y otras ciudades importantes han comenzado a ver un aumento simultáneo en los nuevos casos del nuevo coronavirus en los últimos días, lo que ha obligado a los formuladores de políticas a sopesar las preocupaciones de salud pública frente a las solicitudes de cerrar acuerdos que podrían ocasionar un mayor daño a la economía.

El viernes, el gobernador de Tokio, Yuriko Koike, informó 243 casos nuevos, otro número récord en una ola de infecciones que comenzó a fines de junio.

En los siete días previos al jueves, las prefecturas de Chiba, Kanagawa y Saitama registraron un total combinado de 403 infecciones. Esto es casi el doble de los 209 casos reportados entre el 26 de junio y el 2 de julio, según datos del Ministerio de Salud.

Un número cada vez mayor de casos nuevos en Tokio no son rastreables ni asintomáticos, dijo Koike durante una conferencia de prensa el viernes.

"Pero el virus aún se está propagando y necesitamos que los residentes entiendan que si te sientes mal o preocupado por tu salud, es por tu propio bien y el de las personas que te rodean para buscar ayuda médica", dijo Koike.

El aumento en las pruebas, específicamente en grupos en Kabukicho, donde han surgido varios grupos, es en parte responsable del aumento, dijo Koike.

“Ninguna ciudad tiene una vacuna. Ninguna ciudad tiene tratamiento para esta enfermedad ”, dijo. "Ninguna ciudad del mundo ha descubierto cómo revivir y reconstruir su economía mientras protege a los residentes del virus que se propaga".

El jueves, justo después de que el gobierno metropolitano de Tokio anunciara lo que entonces era un récord de 224 casos, Koike anunció un presupuesto suplementario de 313,2 mil millones de yenes que incluía un plan para proporcionar subsidios a los clubes de anfitriones y anfitriones, bares y bares. Otros destinos de vida nocturna que se han convertido en el centro del brote más reciente de la capital.

Koike dijo que el gobierno metropolitano ofrecerá a estas compañías 500.000 yenes si acuerdan cerrar voluntariamente por más de 10 días.

En abril, la ciudad ofreció un apoyo financiero más amplio a todas las empresas locales que cumplieron contramedidas voluntarias. Este plan recibió muchas críticas, y los residentes alegaron que el dinero era demasiado tarde.

Esta vez, Koike dijo que espera que la ciudad pueda identificar dónde el virus está dañando la economía y apuntar a algunas compañías que necesitan asistencia.

El plan se reveló después de un brote de infecciones, la mayoría involucrando personas entre las edades de 20 y 30 o aquellos que pasaron tiempo en los distritos nocturnos del barrio Shinjuku o Ikebukuro en el barrio Toshima, que comenzó hace poco más de dos semanas.

A pesar de los números cada vez mayores, el gobierno central levantó las restricciones a los eventos públicos el viernes, en una medida que permitiría que los eventos deportivos y otras reuniones públicas lleguen a hasta 5.000 personas, en lugar de 1.000 según las instrucciones anteriores.

Se programaron varios eventos deportivos importantes para la noche del viernes en todo el país. Un partido de segunda división de la J. League entre Fagiano Okayama y Giravanz Kitakyushu, así como seis juegos de Nippon Professional Baseball, incluido un choque entre Yakult Swallows y el líder de la liga Yomiuri Giants, seguramente atraerán multitudes.

La última cifra calcula el total acumulado de la capital después de 7.500 infecciones y 325 muertes, aunque la ciudad no ha registrado ninguna muerte desde el 24 de junio. El jueves, el gobierno metropolitano anunció 224 casos adicionales de COVID-19.

El primer ministro Shinzo Abe declaró el estado de emergencia en Tokio y otras seis prefecturas. La solicitud se extendió al resto del país 10 días después y finalmente se suspendió el 25 de mayo.

El jueves, la prefectura de Osaka registró 30 casos nuevos por primera vez desde el 29 de abril, y la prefectura de Chiba registró 22 casos, la cifra más alta desde el 23 de abril. También se siguen reportando infecciones por coronavirus en Kanagawa y Saitama.

Aunque diferentes partes del país parecen estar experimentando un resurgimiento o una ola inicial, como en el caso de una base naval estadounidense en Okinawa, la gravedad de cada una varía ampliamente, al igual que el colapso demográfico de los infectados.

Además, las inundaciones y los deslizamientos de tierra causados ​​por las fuertes lluvias en algunas partes del país han obligado a los municipios a priorizar la respuesta ante desastres en lugar de contramedidas contra los virus.

fuente: Japan Times // Créditos de imagen: Foto AP / Eugene Hoshiko

0 0 votar
Valoración del artículo
Suscríbete
Notificar de
invitado

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Aprenda cómo se procesan sus datos de comentarios.

0 Comentários
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios