La lluvia y las inundaciones ya han causado 55 muertes en Japón

El número de muertos por lluvias torrenciales en el suroeste de Japón aumentó a 55 el martes, a medida que las áreas afectadas por el desastre aumentaron al norte de Kyushu, con decenas de miles de tropas de defensa y otros rescatadores movilizados para buscar al desaparecidos y ayudar a las personas a evacuar.

El Ministerio de Defensa dijo que duplicaría a 20.000 el número de miembros de las Fuerzas de Autodefensa que se desplegarán en la provincia de Kumamoto y otras áreas afectadas por el aguacero.

Si bien al menos 13 personas han permanecido desaparecidas desde que la lluvia golpeó el ayuntamiento durante el fin de semana, causando inundaciones y deslizamientos de tierra, se aconsejó a unos 1,38 millones de personas en la región y las provincias circundantes que busquen refugio, según el Ministerio de Asuntos. Pasantes.

El primer ministro Shinzo Abe advirtió que "existe la posibilidad de que continúen las fuertes lluvias en grandes áreas hasta el jueves" y dijo que el gobierno hará todo lo posible para manejar el desastre.

El gobierno decidió designar la lluvia como un desastre específico, dijeron las autoridades, haciendo que los afectados sean elegibles para medidas excepcionales, incluida la extensión de la validez de la licencia de conducir.

La designación seguirá a la del tifón Hagibis el año pasado, que mató a más de 100 personas en Japón.

El número de muertos aumentó seis el martes, incluida una mujer de 87 años que fue confirmada muerta en Omuta, Prefectura de Fukuoka, al norte de Kyushu, después de ser encontrada en su casa inundada.

Hasta ahora, en el centro de Kyushu, la prefectura de Kumamoto más afectada ha registrado hasta el momento 53 muertes.

Un hombre y una mujer de edad avanzada fueron confirmados muertos en el ayuntamiento el martes después de ser encontrados en un vehículo que se deslizó en un campo de arroz inundado en Yamaga. Una persona no identificada también fue confirmada muerta, según la ciudad de Yashiro, en la prefectura.

Los esfuerzos para buscar a los desaparecidos en el ayuntamiento continuaron, aunque el período inicial de 72 horas considerado crítico para encontrar personas vivas ha pasado en muchos de los lugares afectados por deslizamientos de tierra e inundaciones.

Cerca de 3.000 familias en Kumamoto y sus ayuntamientos vecinos permanecieron sin agua corriente, dijo el Ministerio de Bienestar, mientras que las autoridades locales transportaron a personas atrapadas en zonas montañosas donde se cortaron los servicios de teléfono, electricidad y agua.

“El pueblo de Kuma, en la provincia de Kumamoto, está severamente aislado. Nuestra gente de SDF está entregando agua y alimentos a pie y verificando su seguridad ”, dijo el ministro de Defensa Taro Kono en Twitter.

El río Chikugo, el río más largo de la región de Kyushu, se desbordó en Hita, Prefectura de Oita, lo que provocó que un observatorio meteorológico local y el Ministerio de Tierras emitieran la advertencia de más alto nivel a los residentes por la mañana.

La policía local recibió una llamada de emergencia indicando que una mujer de 70 años había sido tomada por un río en la ciudad, mientras que un puente ferroviario sobre el río Nogami también fue barrido.

Se espera más lluvia hasta el miércoles y luego en grandes áreas del sudoeste al noreste de Japón, a medida que el aire caliente y húmedo fluye hacia el frente de lluvia estacional que se extiende por el archipiélago japonés.

fuente: Mainichi // Créditos de imagen: Kyodo

0 0 votar
Valoración del artículo
Suscríbete
Notificar de
invitado

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Aprenda cómo se procesan sus datos de comentarios.

0 Comentários
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios