El tribunal de Tokio rechaza la reclamación por daños y perjuicios en caso de esterilización forzada

Un tribunal japonés rechazó el martes un reclamo de 30 millones de yenes ($ 280.000) presentado por un hombre de 77 años que fue esterilizado contra su voluntad en 1957 bajo la ahora extinta ley de protección de la eugenesia.

El Tribunal de Distrito de Tokio no decidió si la ley obsoleta que requería que el gobierno impidiera la reproducción de personas con discapacidad intelectual era inconstitucional, un punto focal en este caso.

Pero el juez Masaharu Ito dijo en el fallo que la cirugía de esterilización "violaba la libertad de tener un hijo garantizado por la Constitución".

El tribunal rechazó el reclamo por daños del hombre, considerando que el estatuto de limitaciones expiró 20 años después de la cirugía.

Sus abogados dijeron que apelarían.

El autor se sometió a una cirugía a la edad de 14 años cuando estaba en un hogar para niños en la prefectura de Miyagi, en el noreste de Japón, sin ser informado de antemano.

Presentó la demanda en mayo de 2018, alegando que el gobierno había violado la constitución, que garantiza la búsqueda de la felicidad y la igualdad ante la ley.

En el juicio, el hombre argumentó que el estatuto de limitaciones no expiró porque "no tenía el lujo de conocer los detalles de la operación o el nivel de daños hasta hace poco". Agregó que, si expira, la responsabilidad recae en el parlamento de Japón, que ha pospuesto la promulgación de una legislación para compensar a las víctimas.

El estado no respondió a las acusaciones sobre si la ley de eugenesia violó la constitución y dijo que no estaba obligado a pagar daños debido al período de 20 años para limitar los reclamos por daños bajo el Código Civil.

También negó que el parlamento fuera responsable, diciendo que "promulgar legislación para proporcionar alivio adicional más allá de la compensación estatal no se consideraba esencial".

La decisión fue la segunda en 24 demandas similares presentadas en ocho tribunales de distrito en Japón.

En la primera decisión de mayo de 2019, el Tribunal de Distrito de Sendai también desestimó una demanda por daños y perjuicios de 71,5 millones de yenes presentada por mujeres en los años 60 y 70 en Miyagi, diciendo que el estatuto de limitaciones había expirado.

Entre 1948 y 1996, la ley de eugenesia autorizó la esterilización de personas con discapacidades intelectuales, enfermedades mentales o trastornos hereditarios para prevenir el nacimiento de niños "inferiores".

Según la Secretaría de Salud y la Federación de Asociaciones de Abogados de Japón, alrededor de 25.000 personas con discapacidades han sido esterilizadas bajo la ley de protección de la eugenesia, incluidas unas 16.500 que han sido operadas sin su consentimiento.

Después de descuidar el tema durante muchos años, el parlamento de Japón finalmente aprobó una ley en abril del año pasado para pagar 3,2 millones de yenes en compensación estatal a cada persona que se sometió a una esterilización forzada, independientemente de si creían que estaban de acuerdo. someterse a cirugía.

El primer ministro Shinzo Abe emitió una disculpa en un comunicado expresando su pesar, pero no mencionó la responsabilidad legal del estado.

En junio de este año, ambas cámaras del parlamento iniciaron una investigación sobre la historia legislativa y el alcance del daño.

Un panel de la Federación Japonesa de Ciencias Médicas también publicó un informe el jueves pasado diciendo que el personal médico, involucrado en la promulgación y aplicación de la ley ahora extinta, se había olvidado de abordar el problema incluso después de que el concepto de derechos humanos se había convertido se extendió por todo Japón.

fuente: Mainichi // Créditos de imagen: Kyodo

0 0 votar
Valoración del artículo
Suscríbete
Notificar de
invitado

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Aprenda cómo se procesan sus datos de comentarios.

0 Comentários
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios