Las personas mayores que beben vino presentan habilidades cognitivas más altas

Las personas mayores que beben vino probablemente tienen habilidades cognitivas más altas que las que no beben, pero lo mismo no se puede decir sobre otras bebidas alcohólicas, según un estudio.

El estudio, conducido por un grupo de investigadores liderado por Mai Kabayama, profesor asistente de enfermería de salud comunitaria de la Universidad de Osaka, fue realizado en 2016 y 2017 en 1.217 residentes con edad entre 76 y 86 años en Tokio y en la provincia de Hyogo.

Los investigadores estudiaron los hábitos de consumo de los residentes y otras características y evaluaron sus funciones cognitivas por medio de pruebas de memoria y atención.

Los 67 individuos que eran bebedores de vino tenían habilidades cognitivas significativamente más grandes que los 1.150 restantes que no bebían vino, según el estudio.

No hubo, sin embargo, diferencia significativa en las habilidades cognitivas entre bebedores y no bebedores de otras seis variedades de bebidas alcohólicas, incluyendo cerveza y saqué.

Un informe científico anterior decía que beber vino efectivamente previene una declinación en las funciones cognitivas, citando los efectos antioxidantes de ciertos ingredientes, incluyendo polifenoles, que están contenidos en el vino tinto.

"Es concebible que los amantes del vino tengan un interés mayor en salud y bienestar, lo que puede haber afectado nuestros resultados", dijo Yuya Akaki, uno de los co-investigadores de Kabayama, que frecuenta la escuela de postgrado de la Universidad de Osaka. "Más estudios son necesarios porque aún tenemos que establecer que el vino puede efectivamente prevenir la demencia. Beber en exceso tiene efectos negativos en las habilidades cognitivas, por lo que la moderación es recomendada. "

Científicos de todo el mundo vienen estudiando la correlación entre beber y funciones cognitivas, pero pocos estudiaron posibles vínculos con diferentes variedades de bebidas alcohólicas o ancianos, dijeron los investigadores.

Cuando todas las variedades de bebidas alcohólicas se tomaron juntos, un estudio de correlación mostró que aquellos que bebían menos de un día a la semana y aquellos que bebían entre uno y seis días a la semana, ambos tenían habilidades cognitivas significativamente mayores que las que no bebían nada. .

Los resultados de la investigación se presentaron en una reunión académica de la Sociedad Geriátrica de Japón, abierta en 6 de junio en Sendai.

fuente: Asahi

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *